Pato mandarín, extraña especie apreciada por su belleza

El pato mandarín o Aix galericulata; es una especie de ave anseriforme de vivos colores de la familia Anatidae oriunda de China, Japón y Siberia; esta ave fue introducida en diversos puntos de Europa, ya que es muy apreciada por su belleza; por lo que se la tiene en numerosos parques de todo el mundo.

El particular animal estuvo muy extendido por toda la región de Asia oriental, pero las exportaciones masivas y la destrucción de su hábitat redujeron sus poblaciones hasta por debajo de 1.000 parejas, sin embargo, se estima que existen unas 5.000 de ellas.

El pájaro presenta un copete rojo con brillos metálicos de color verde sobre la frente y dos franjas laterales de color blanco o crema muy claro, en las que destacan los ojos oscuros y el pico de un tono rojo coral.

Generalmente, el pecho y la garganta son de color morado, el vientre es blanco, y los laterales son de un tono crema con dos bandas azuladas, que dan paso a sendas franjas anaranjadas curvadas hacia arriba.

Por su parte, la hembra posee un plumaje mucho más discreto, con tonos pardos y ocres en sus partes superiores, un anillo y una banda blanca alrededor del ojo, y las partes inferiores más pálidas, con los flancos moteados.

El animal suele habitar zonas forestales, densas cerca de lagos poco profundos, charcas o lagunas y se alimentan tanto en tierra como en agua, sobre todo de plantas y semillas.

Por Astrea Moreno.

También podría interesarle: Nasa enviará un helicóptero explorador a Marte